[IMPULSO] Universitarios cristianos llevaron mensaje de amor, justicia y libertad a la PUC

  • Una vez al año, los movimientos y agrupaciones cristianas en las universidades de Santiago se unen para impulsar el evangelismo en ese ambiente. Se trata de “Impulso” que este año recibió el lema: “Juntos para impulsar la misión universitaria por medio del evangelio para una plenitud de vida en Cristo”, y que se realizó entre los días 6 y 10 de agosto, en el Campus San Joaquín de la UC.
  • Ministerios como JUCUM, República Comunidad Universitaria (RCU), Grupo Bíblico Universitario (GBU), Cru – Vida Estudiantil, MOU, entre otras organizaciones misioneras y agrupaciones de distintas iglesias, se juntaron con este propósito. 

Iniciando el segundo semestre del año se realizó la cuarta versión de Impulso, que esta vez movilizó al campus San Joaquín de la Pontificia Universidad Católica (PUC) un gran grupo de estudiantes de distintas Casas de Estudios, hermanos de distintas congregaciones y voluntarios de los ministerios involucrados, para compartir un mensaje evangelístico de “Amor, Justicia y Libertad” a la comunidad universitaria.

Diversas actividades entre el 6 y 10 de agosto (stands y charlas de temas contingentes) permitieron abrir el diálogo a conversaciones espirituales, discutiendo la realidad social bajo la luz del evangelio. Como resultado, varios jóvenes entregaron sus vidas a Cristo como su Salvador, comentó a Cosmovisión el pastor de RCU, Max Díaz.

Las actividades y stands tuvieron como propósito escuchar la perspectiva de los jóvenes acerca de la fe cristiana, sus creencias, Dios,el  propósito de la vida, entre otras. Mediante sus respuestas, se generó el diálogo para entregar el mensaje de Jesucristo y guiarles a tomar una decisión.

Se estima que cerca de 3.000 personas fueron testigo del amor de Dios a través del servicio y conversaciones que se dieron durante la semana.

“Una de las forma de servir y amar a los universitarios fue regalando desayunos y colaciones toda la semana a partir de las 8 de la mañana. Las personas realmente se asombraban al saber que esos desayunos eran totalmente gratis y eso abría la posibilidad de explicarles por qué se estaba haciendo esa actividad” comenta la estudiante Sofía Méndez, a Cosmovisión.

“Sin duda la semana de Impulso Universitario fue de gran bendición, tanto para las personas que vieron sus vidas impactadas con la verdad de Cristo, como para las organizaciones e iglesias que participaron”, añadió.

El desafío para los organizadores de Impulso ahora continúa, y es grande: “Hay que orar por ese campus, por la semilla que ya fue plantada, para que el Señor dé el crecimiento a su debido tiempo, y para que las agrupaciones de cristianos universitarios que trabajan en ese lugar sigan siendo luz, continuado con la labor de servir y amar a la comunidad universitaria, y para que el Señor abra las puertas en otro lugar donde realizar Impulso el próximo año”, concluye Méndez.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion