[EDUCACIÓN] La declaración de San Ramón toma fuerza

  • Aburridos de la imposición de contenidos ideológicos contrarios a sus creencias cristianas, los padres de algunos colegios públicos en San Ramón suscribieron una carta dirigida al alcalde de esa comuna.

El 27 de abril, un grupo de padres evangélicos alzó la voz por lo que consideran una transgresión de parte del Estado al derecho que tienen de educar a sus hijos conforme a sus convicciones. Ese día, llegaron a las puertas de los colegios de sus hijos y leyeron una carta dirigida al alcalde, Miguel Ángel Aguilera Sanhueza (cuestionado y expulsado del PS en 2017 por vínculos con el narcotráfico), en la que exigían se deje de entregar en los colegios públicos (de una comuna popular, estigmatizada y de bajos ingresos) materiales con orientaciones ideológicas de género.

Debido a que el alcalde no los quiso recibir personalmente, posteriormente realizaron un acto en el frontis de la Municipalidad de dicha comuna, donde leyeron una declaración que denuncia a los medios de comunicación y el parlamento chileno como promotores de leyes que atentan “contra todo lo que siempre hemos creído”.

“No aceptamos el cambio radical y dictatorial al cual nos quieren someter. Cambios que no consideran nuestro modo de pensar, contradicen a la ciencia, la biología, el sentido común y nuestra fe”, leyó la vocera.

La carta señala además: “No aceptamos que otros tomen el lugar de nosotros, los padres, en la educación de nuestros hijos; que se nos maltrate tildándonos con variados adjetivos como: retrógrados, fundamentalistas, homofóbicos, transfóbicos, fanáticos religiosos”.

La Declaración de San Ramón ha recibido el respaldado de los 3 diputados evangélicos, y de los pastores Hédito Espinoza, David Hormachea, y José Rivas.
Luego se unieron apoderados de otros colegios públicos para iniciar un movimiento en otras comunas de Chile, exigiendo que se eliminen de los contenidos curriculares con orientaciones ideológicas de género.

A la fecha la “Declaración de San Ramón” ha sido respaldada por agrupaciones de padres en 24 comunas, y firmada por algunos líderes evangélicos de Chile. “Decimos con fuerza: ¡No más ideología de género!”, concluye diciendo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion