[COLUMNA] La importancia del trabajo en equipo

Por Carlos Waech

Empresario Inmobiliario

Fundador de Fokus Investment

@CarlosWaech

 

Algunos habrán escuchado sobre los chilenos que desarrollaron Cornershop y que acaban de vender su solución de compras remotas al gigante Walmart en un valor de US$225 millones.

Al escuchar esta cifra todos quedamos impactados. Lo primero que pensé fue; ¿Cómo lo lograron? Y lo segundo fue: ¿Será que consiguieron hacer todo solos?

Cada día aparecen nuevas aplicaciones bajo el concepto de la llamada economía colaborativa: soluciones que nos facilitan la vida usando el celular, desde arrendar una habitación hasta hacer pedidos al supermercado, o pedir un auto al aeropuerto.

Algunos emprendedores, con la esperanza de cerrar un negocio millonario, renuncian a sus empleos para empezar sus emprendimientos, pero se transforman en “taxistas” de sus sueños.

Con esto me refiero a que ellos mismos (los conductores de la empresa) son el vendedor, el secretario, el repartidor, todo…

El error de esos emprendedores es que parten siendo “taxistas” y se transforman en esclavos de su emprendimiento y sueños, generando como único resultado: CAMBIAR SU TIEMPO POR DINERO. Si ellos no manejan la empresa, no funciona nada. No se pueden enfermar, no pueden tomarse vacaciones, no pueden tener hijos y ninguno de los privilegios que seguramente tienen hoy los dueños de las aplicaciones basadas en economía colaborativa.

El secreto de los empresarios que crearon empresas exitosas es que (siguiendo con la metáfora) después de ser taxistas, buscaron taxistas para conducir una flota. Y después automatizaron un sistema que busca taxistas y busca usuarios. Mientras tanto, ellos siguen recibiendo una comisión por cada viaje. Por lo tanto ya no cambian su tiempo por dinero. En resumen, crearon un equipo y un sistema de trabajo.

Hay que pensar desde el día uno que es necesario armar un equipo de trabajo para las diversas áreas de tu empresa. Hay que dar la mayor gratificación posible contra resultados, sin comprometer nunca la salud financiera de la empresa. Si los miembros del equipo se sienten felices y las metas se cumplen con creces.

No es sencillo soltar las riendas y delegar, pero tarde o temprano hay que hacerlo. Si el líder mas grande de la historia, Jesucristo, pudiendo hacerlo todo solo, formó un equipo de 12 hombres, ¡cuanto más nosotros!

Es cierto que ellos no estaban preparados, pero los capacitó y acompaño. Y les delegó no una tarea, sino una Gran Comisión: “Vayan por todo el mundo, y transformen la vida de la gente. Yo estaré con ustedes”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion