[INCENDIO]: La Moneda bajo fuego amigo por nominación del Representante Protocolar Evangélico

FOTO: el Presidente de la República, Sebastián Piñera en el servicio de oración por el nuevo gobierno, realizado el domingo 25 de marzo en Jotabeche. A su lado, lo acompaña el obispo Eduardo Durán.
  • Instalarse no está resultando sencillo para el nuevo gobierno de Sebastián Piñera. Ahora, el nombramiento del representante protocolar evangélico está escalando a un inexplicable nivel de conflicto entre la actual administración y aquellos que apoyaron al presidente en la última contienda electoral.
  • Tanto es así, que el obispo pentecostal Eduardo Durán habría mandado hoy una carta al ministro SEGEGOB, Andrés Chadwick, quejándose por desconocer un acuerdo fraguado entre ambos, incluso antes de asumir Sebastián Piñera, que entregaba dicho cargo a Durán en exclusiva por los próximos 4 años.
  • En cambio el ministro de SEGPRES, Gonzalo Blumel, estaría barajando una modalidad rotativa para nombrar cada año a un líder evangélico distinto. El obispo Durán no sólo desaprobó dicha opción, sino que (a instancias del directorio de CONIEV) rechazó su designación por completo.  

Aun no cumple un mes como presidente de Chile y Sebastián Piñera debe soportar las tensiones al interior de su propia coalición y entre partidarios que otrora parecían incondicionales. Un tema que parece menor, como es el nombramiento del “Alto Representante Protocolar de las Iglesias Evangélicas”, hoy enfrenta a 2 ministros del comité político en La Moneda y amenaza con volverse rápidamente un incendio político, territorios donde Piñera tenía hasta hace poco aliados acérrimos.

Aunque tal designación no depende en estricto rigor del Ejecutivo, quien ocupe el puesto 7 en en el orden ceremonial (justo después del Arzobispo de Santiago o el Presidente de la Conferencia Episcopal Católica) es definido por el gobierno de turno, mediante un decreto de la Cancillería.  

Recordemos que hace meses atrás fueron los líderes de CONIEV quienes asumieron los riesgos políticos de respaldar públicamente al entonces candidato Piñera, en especial después del episodio “Tedeum Evangélico 2017”, cuando la mayoría del electorado cristiano mostraba interés en José Antonio Kast. 

La molestia de CONIEV persiste además porque de los 30 currículos de profesionales evangélicos que fueron presentados para ocupar cargos de confianza en el Gobierno a partir del 11 de marzo pasado, ninguno de ellos ha sido ratificado. “Nos ha provocado una molestia a nosotros, porque sólo queríamos 1 o 2 cargos. El directorio no va a aceptar tampoco nombramiento protocolar sin mediar la designación para alguno de los nuestros en cargos de confianza del Presidente”, señaló un integrante del CONIEV con quien conversamos. Esto, a juicio de los líderes cristianos, demostraría un reconocimiento al respaldo entregado por dicha agrupación cristiana al actual presidente durante la pasada campaña electoral.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion