[FAKENEWS] Advierten que supuesto acto de apoyo de pastores venezolanos a Maduro fue un montaje

FOTO: Twitter de Maduro

Ayer circuló una información donde se le veía a Nicolás Maduro orando en un acto, donde supuestamente recibía apoyo de “15.000 iglesias evangélicas de Venezuela, representadas por delegados de todo el país”. Líderes evangélicos venezolanos rechazaron tajantemente que Maduro tenga su respaldo, y denunciaron como falso dicho acto.

Mientras pasan los días, el cuestionado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se queda más solo que nunca. A la grave crisis política interna que arrastra el país, nuevas instancias internacionales rechazan la legitimidad de su mandato, denuncian los atropellos a la población civil, e incluso reconocen al “presidente encargado”, Juan Guaidó (líder de la Asamblea Nacional) como el legítimo mandatario en ese país. Los casos más recientes: la Internacional Socialista y el Parlamento Europeo.

En este contexto, el mandamás de la desgastada Revolución Bolivariana busca demostrar desesperadamente que aun tiene legitimidad a nivel popular, que su gobierno no peligra y que todo se trata de un montaje internacional.

El día de ayer diversos medios de comunicación divulgaron una información (cuya fuente era el gabinete de Maduro), que señalaba: “Más de 15 mil iglesias evangélicas de Venezuela le dan su respaldo absoluto a Nicolás Maduro”.

https://www.facebook.com/NicolasMaduro/videos/2135266010118334/

La publicación hacía referencia a un evento llamado “Congreso de Movimientos Cristianos por la Paz”, que según se escucha en la presentación del video (transmitido en vivo desde la página de Facebook de Maduro el 30 de enero) contaba con pastores representantes de 20 estados de Venezuela.

En la actividad habrían cerca de “120 delegados”, quienes supuestamente representarían a “17.000 iglesias evangélicas” de Venezuela. En el video, el presentador llama a Maduro “camarada presidente” para luego declarar ante un eufórico auditorio:

“No queremos la guerra. Queremos la paz y Justicia. Estamos cubriendolo en oración. Estamos clamando a Dios en nuestras casas y iglesias por Ud. Estamos rodilla en tierra clamando por la paz de Venezuela ¡Que Dios lo bendiga hoy, mañana y siempre!”.

El grupo de pastores hizo entrega a Maduro del  libro “La Gloria de Dios” del pastor Guillermo Maldonado. “Usted que le está diciendo al país, a la patria que renovemos la espiritualidad, ese libro sabemos que le va a ayudar en su propia espiritualidad”, señaló el presentador, a lo que el dictador respondió: “Amén, gracias”. 

Captura de pantalla del video donde Maduro recibe un libro de Guillermo Maldonado.

Otro de los pastores aseguraba en el acto:

“Más de 17 mil iglesias estamos orando 24 horas para que Venezuela sea bendecida. La bendición que Dios tiene para Venezuela, ningún imperio nos la va a quitar. Ninguna bota extranjera nos va a quitar la bendición (…) Estamos respaldándolo a Usted. Más de ocho millones de evangélicos estamos orando por el país”.

Maduro no se queda corto y en el video (donde aparece junto a la su vicepresidente, Delcy Rodriguez y otros asesores), toma la palabra para expresar:

“Quiero decirle a las 17 mil iglesias y ocho millones evangélicos que tienen a un presidente cristiano. No un cristiano de mentiras ni fariseo. Soy cristiano de Cristo (…) A pesar de las pruebas tan fuertes, cada día, soy más creyente en Dios y la fuerza de Cristo. Él me acompaña, me abraza, me protege con su manto sagrado ¡Dios conmigo! ¿Quién contra nosotros?”

Sin embargo, pocas horas después varias organizaciones evangélicas de ese país cuestionaron el acto, calificándolo derechamente como un montaje. El pastor Samuel Olson, presidente del Consejo Evangélico de Venezuela (CEV), fue uno de ellos:

“El pueblo evangélico no es políticamente beligerante. Tenemos por principio fundamental la separación de iglesia y estado, aun cuando como individuos tenemos la libertad de elección y expresión. Por lo tanto, no reconocemos las declaraciones de a ningún representante religioso como si fuese la expresión del mundo evangélico en general”.

Ver declaración completa del presidente de CEV, Samuel Olson.

A su vez el presidente del CEV manifestó su alta preocupación por las denuncias de niños y jóvenes detenidos ilegalmente en diferentes ciudades del país, y la brutal represión sufrida por los ciudadanos, la conflictividad política y la insatisfacción de las necesidades básicas de la población.

Aun más categóricos en rechazar la representatividad del acto y sus declaraciones fueron la Confederación Unión de Iglesias Cristianas de Venezuela (UNICRISTIANA de VZLA), el Ministerio Internacional Rocío del Espíritu Santo (MIRES), la Federación de Iglesias Centro Cristiano para las Naciones (CCN), el Ministerio Centro de Esperanza y la Red Internacional de Ministerios Apostólicos Amigos, capítulo Venezuela (REDIMA Internacional). En una declaración pública divulgada ese mismo día señalaron que los dichos de los pastores que aparecen en el video “carecen de toda veracidad al afirmar que son representativos de más de 17 mil iglesias evangélicas y de 8 millones de cristianos evangélicos en Venezuela”.

“No podemos pues, como cristianos, apoyar a un gobierno tan nefasto, tan alejado de Dios, apegado a un sincretismo religioso nunca antes visto, por cuanto, al mismo tiempo que dicen ser cristianos, adoran a Sai Baba, a Buda, a Mahoma; invocan a María Lionza, al Negro Felipe, a Guaicaipuro; han estimulado las prácticas ocultistas de la brujería con su aberrante costumbre de sacrificar animales, a la hechicería, la palería, el vudú, los babalaos, los cultos africanos; dicen seguir a Cristo y al mismo tiempo maldicen al pueblo de dónde Él viene”, señala el comunicado

Una de las fuentes de referencia de Evangélico Digital ubicada en Venezuela (que por razones de seguridad prefirió no revelar su identidad) dijo a ese medio que los presentadores en el Congreso son pastores e iglesias totalmente identificadas con el régimen, algunos de la Teología de la liberación. Las calificó como iglesias pequeñas, muy legalistas, con poca influencia, y que deben favores al chavismo. Esta fuente, que conoce a la perfección al liderazgo evangélico venezolano, agregó que es falso que representan a 17.000 iglesias y sus 120 delegados “no sabemos ni quienes son, ni quien los eligió”.

Según la misma fuente, el llamado “Congreso de Movimiento Cristiano por la Paz” fue instalado por el propio Maduro, a través de su vicepresidente, Delcy Rodriguez.