[DIPUTADOS] LOS PRIMEROS MESES DE LA BANCADA EVANGÉLICA CHILENA

Los obispos Eduardo Durán y Jorge Méndez acompañan a la Bancada Evangélica durante una presentación en el Congreso de Santiago. Foto: Cosmovisión

Muñoz, Durán, y Romero llevan 6 meses en el Congreso. Son evangélicos, pentecostales, de derecha (RN) y con historias muy distintas. Han logrado instalar una identidad en la prensa: la Bancada por los Valores Cristianos. También llamaron la atención del Gobierno, exigiendo que se respete el programa que ellos apoyaron.

¿Cómo ser justos en evaluar su desempeño parlamentario?

Días antes de la primera Cuenta Pública de Piñera, tres de sus diputados manifestaban su malestar con el Ejecutivo, por levantar lo que llamaron “banderas de izquierda”. Entonces la atención cayó sobre Eduardo Durán (del Distrito 13), Francesca Muñoz y Leonidas Romero (ambos del Distrito 20, Concepción).

FOTO: Los 3 primeros proyectos de Ley presentados por la llamada “Bancada Evangélica” compuesta por Durán, Muñoz y Romero.

Esto en relación a proyectos de Ley, iniciativas presidenciales y declaraciones de ministros de la coalición Chile Vamos, que a juicio de los legisladores es totalmente contraria al electorado conservador que votó por ellos. Luego se apoyaron para presentar tres proyectos de Ley: Fortalecimiento del apego en la primera infancia, con la extensión del postnatal para hombres (Muñoz), Uso exclusivo de los emblemas nacionales en edificios públicos (Durán) y Reconocimiento a la persona en gestación como titular de derechos, incluyendo RUT (Romero).

Aunque la bancada evangélica volvió a aparecer con pañuelos celestes para manifestarse contra el Aborto Libre, a estas alturas pareciera que no logró proyectarse más allá de esos temas particulares. Algunos opinan que así debe ser, debido a diferencias de personalidad y de trasfondo. Por lo mismo, cada uno debería ser evaluado, en lo sucesivo, por cuenta propia.

En el caso de Durán, ha tenido una activa participación en la Comisión de Trabajo, y en el debate sobre el reajuste al sueldo mínimo. En cuanto a Muñoz, pertenece a la Comisión de Familia, donde presentó un proyecto de permiso laboral para celebrar el aniversario de matrimonio. Por su parte Romero es parte de la Comisión de Defensa, y presentó una moción para facilitar la tramitación de causas civiles ante los tribunales de justicia.

Francisco Conejeros, director de la ONG principios y asesor legislativo: “Ellos mismos reconocen que están aprendiendo, les faltó preparación sobre algunos temas, yo tengo una opinión crítica de cómo llegaron ahí. Pero no podemos dejarlos solos. Como pueblo evangélico debemos pensar como seguimos en el futuro”.

Walter Vega, pastor Presbiteriano: “Yo creo que son muy ingenuos, muy poco profundos en sus análisis. Sin el bagaje político, les falta bastante, les falta demasiado. De Leonidas Romero, yo no sé si él es evangélico. Me gustaría saber quien es su pastor, dónde se congrega, en buen canuto: dónde diezma, si sirve en algún ministerio de la iglesia local…”

Otros diputados que también se relacionan con el mundo evangélico.

El hermano luterano
Harry Jurgensen, agricultor y diputado de Renovación Nacional (Distrito 25), es hijo del intendente del mismo nombre, y miembro de la Iglesia Evangélica Luterana de Osorno.

La oveja descarriada
Pablo Vidal, geógrafo y diputado de Revolución Democrática (Distrito 8), es hijo de pastores evangélicos (de la Iglesia Pentecostal de Chile), pero él ya no se considera como tal.

Le invitamos a leer la columna: “El Parlamentario Cristiano hoy“, de Mario Ríos Santander.