[CONGRESO] Confirmado: proyecto de reforma a la Ley de Culto ingresaría este año

Luego de una serie de consultas a las entidades religiosas del país, principalmente liderazgos evangélicos, el actual Gobierno considera que cuenta con el consenso necesario para reformar la Ley 19.638 de 1999, que establece normas sobre la constitución jurídica de las iglesias y organizaciones religiosas.

El director de la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos (ONAR), Dr. Humberto Lagos, reconoció en conversación con Cosmovisión que luego de un arduo trabajo (que incluyó varias regiones del país) en marzo de este año esperan tener una propuesta más articulada para enviar al Congreso.

“Lo que se busca básicamente es modificar la Ley de Culto para perfeccionarla. Lleva 16 años de vigencia y ha demostrado varios baches que son complicados para el ejercicio de la libertad religiosa. En general son cosas que uno aprecia cuando ve la aplicación de la Ley. Se trata de modificar la Ley en un sentido positivo, para garantizar con mayor plenitud, por 30 años más, la libertad religiosa”, explicó Lagos.

A pesar de que existen varios documentos de trabajo, éstos todavía no se hacen públicos para socializar las ideas que ahí se discuten. En este contexto, circulan versiones alarmistas que se han hecho populares en medios digitales, según las cuales la reforma a la Ley de Culto traería una visión progresista del fenómeno religioso. De acuerdo a estos rumores, la Ley pasaría a llamarse “Que establece normas sobre las libertades e igualdad de culto y el diálogo inter-religioso, con lo cual las iglesias estarían impedidas de realizar proselitismo hacia miembros de otras creencias, o que ya no existirán corporaciones de derecho privado (solamente del régimen público) lo cual Humberto Lagos descarta de plano.

“Eso es mentira, nunca a existido. Eso lo planteó en un borrador el Consejo Nacional de Obispos y Pastores, liderada por Jorge Méndez. Cualquiera puede plantear lo que quiera, pero desde el punto de vista práctico si vamos a modificar una Ley, si le pones otro título es una Ley nueva. Algunos han sacado ese discurso tremendista, mentiroso, y ni siquiera se han acercado a preguntarnos a nosotros qué pasa con eso. Se ponen a hablar sandeces con una ignorancia gigantesca sobre los temas”, enfatiza.

En cuanto a los contenidos que se espera modificar, contemplaría ampliar las facultades del Ministerio de Justicia, para que la información que las entidades religiosas entregan al Estado incluya cualquier modificación en sus estatutos, que sean autorizadas por el Ministerio, y que mantengan sus carpetas en orden, para evitar problemas con los bancos por ejemplo. En ese sentido, Lagos aclaró que: “Si una iglesia quiere poner: ya no adoramos más a Jesús, si no a Mamón, puede ser una modificación que va en absoluta contradicción con el sentido profundo de una entidad”.

En otros frentes, habría cambios en el tema de las capellanías, por las dificultades y diferencias que hay en el trato al interior de las FF.AA. y otras instituciones. También se incluirá el patrocinio de un abogado para la constitución y modificación de los estatutos de una entidad religiosa, así como introducir mecanismos que faciliten el traspaso de las propiedades que están a nombre de una corporación de derecho privado a las que ya funcionan en el régimen público.

Recordemos que durante la campaña presidencial de la presidente Michelle Bachelet, el envío de un proyecto para reformar la Ley de Culto fue un compromiso adquirido con sectores del mundo evangélico.

“Los ignorantes y mala leche que andan hablando tonteras son varios”.

Frente a los rumores en torno a este proyecto de reforma a la Ley de Culto, Lagos reacciona con fuerza: “Los que están tirando con mala intención están absolutamente equivocados”.

– ¿Son gente que usted conoce?
– Algunos, pero ni siquiera tienen el coraje de venir a preguntar aquí, si no que lanzan sus versiones con una ignorancia supina. Y lo primero que dicen “Miren lo que está proponiendo este gobierno ateo…” eso ya es una barbaridad. Presuponiendo que hay un determinados problemas ideológicos que no existen.
– Y del resto de las confesiones religiosas ¿qué opinan?
– También, están muy conformes. Porque de dejarla así van ocurrir una serie de problemas con el tema valórico. ¿Qué pasa si se aprueba una Ley de Matrimonio Homosexual? ¿Y las iglesias no estén protegidas estatutariamente? Si llega una pareja del mismo sexo pidiendo que el pastor los case, y se niega diciendo: no, porque nosotros no creemos en el Matrimonio Homosexual? ¿Y los acusan a la Justicia, y piden la cancelación de la Personalidad Jurídica por oponerse a norma expresa, que está establecida en Chile? Esos temas tenemos que salvarlos quienes sabemos, no estos ignorantes que andan dando opiniones tontonas, ignorantes, mala leche y mala fe, que ni siquiera piensan en estos temas. Lo mismo si se aprueba la Ley que despenaliza el aborto en 3 causales (que yo espero no se apruebe), y por hacer una crítica contra el aborto en el culto dominical se los llevan presos. Los estatutos de las iglesias tienen que garantizar la plena libertad en aquellas cuestiones que son normativas, que son parte fundamental de la identidad de las iglesias en materia doctrinaria.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion