[CARTA] Rolando, Rolando… ¿por qué me persigues?

¿Quién eres Señor?

Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Dura cosa te es dar coces contra el aguijón…

 

Estimado Rolando Jimenez,

Creo que a estas alturas no necesitas presentación. Ante todo mis respetos hacia tu persona, debo reconocer que es admirable tu tenacidad. A favor tuyo, reconocer que hoy en Chile las personas con una orientación sexual distinta gozan de mayores libertades y derechos, son menos discriminados en todos los ámbitos que hace 25 años atrás, y son más respetadas, lo cual me parece un buen logro.

Pero Rolando, hoy quiero expresarte mi preocupación sobre una tendencia que observo en tu persona y en la organización que diriges. Es aquel esfuerzo sistemático que busca anular completamente las voces divergentes de otros grupos (como aquellos que profesan una religión) ridiculizándolas en el debate público. Esto se demuestra especialmente intolerante en temas que son de tu particular interés, como: matrimonio homosexual y educación sexual, por ejemplo.

Tiempo atrás llamaste “jauría religiosa fascista” a los hermanos quienes, al igual que tu, hacen legítimo activismo en el Congreso. Este año, acusaste sin ningún fundamento una relación entre el discurso de un grupo nacionalista en Punta Arenas con el de “algunos grupos evangélicos“.

Además, es innegable que en los casos del colegio cristiano Instituto Gandarillas y en el de la Imprenta Publicamos hubo una intencionalidad (por no decir: un montaje) en la búsqueda de actos discriminatorios por parte de hermanos evangélicos, cuyo error más grave fue publicar versículos bíblicos que contradicen tu visión sobre el matrimonio y la homosexualidad.

Ahora más recientemente, con la llegada del Bus de la Libertad, y todo los ataques que recibió, yo me pregunto: ¿Quién te atacó a ti, Rolando? El bus no estaba dedicado a ti, no ofendía al MOVILH, ni a IGUALES, mucho menos a los homosexuales ¿por qué te sentiste aludido? El mensaje no era sobre la homosexualidad, ¿por qué no dejarle espacio a otras personas que también tienen sus convicciones a que las expresen 1 vez al año, cuando ustedes tienen tribuna todos los días en los medios masivos?

Rolando, más allá de lo cuestionable que puede ser el acuerdo amistoso que MOVILH y el Gobierno de Chile firmaron en la CIDH el año pasado, es preocupante que a consecuencia de éste, en el currículum sobre educación sexual y diversidad sexual sólo quede plasmada la visión progresista que tu representas, y que no exista el menor interés de su parte en integrar otras miradas del tema, que quizás los padres quieran para sus hijos. No estoy hablando necesariamente de aquellas que ven la homosexualidad como algo pecaminoso, sino de aquellas que quisieran abordarlo de manera más conservadora.

Finalmente, decirte que hay mucha gente cristiana que ora por ti, que anhela tu conversión y espera verte algún día de su lado. Probablemente te molestan los evangélicos, y te parece imposible que algo así pueda suceder. Pero en la historia, los enemigos más persistentes de la fe cristiana han terminado siendo sus más fanáticos defensores. Saulo de Tarso uno de ellos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion